lunes, 5 de febrero de 2018

Cova de la Font Major - Coves de L'Espluga

Aunque en invierno somos más de quedarnos en casa por eso de que oscurece antes, hace fresquete y tal, seguimos saliendo a hacer visitas culturales, al cine, etc y en una de estas veces, fuimos a visitar la Cova de la Font Major, del complejo de cuevas de L'Espluga de Francolí, pueblo en el cual también podeis visitar el Museu Fassina Balanyà, como ya os conté. 

Esta vez íbamos a descubrirles a los peques una de las maravillas que tenemos aquí cerca y que seguro que les iba a causar sensación porque no siempre te adentras en una cueva... 

* Apunte antes de seguir escribiendo: las fotos que os muestro, son mías, hechas con el móvil y sin flash, porque así me lo permitieron, como excepción. 


La Cova de la Font Major es el nombre que se le da a una de las cuevas que forman las galerías subterráneas que recorren el subsuelo del pueblo de L'Espluga de Francolí. 
Hay aproximadamente unos 3.600 metros de galerías siendo la séptima cueva más larga del mundo formado por conglomerado.. 

En la Cova de la Font Major, podremos ver un lago, que que se nutre de las filtraciones de agua del río subterráneo que circula por el interior y que, luego, sale al exterior, naciendo aquí el río Francolí. 

Estas cuevas nos muestran un mundo prehistórico, el mundo en el cual vivían los primero pobladores de estas tierras y en el que fueron evolucionando hasta llegar a ser lo que somos ahora. Y la que visitamos es la Cova de la Font Major
Podemos ver en el interior de la cueva, esta evolución ya que se han encontrado diferentes formas de civilización, desde la más sencilla, pasando por la que empezaba a usar utensilios hechos de huesos de animales y llegando hasta una sociedad algo más estructurada en la cual se llegaban a oficiar entierros, se cocían herramientas de barro y se utilizaba algún que otro metal. 

Durante el recorrido por la cueva, veremos representados diferentes actos de la vida cotidiana, que nos llevarán desde el Paleolítico hasta los Íberos, siempre acompañados por las explicaciones del guía acompañante y por una modernidad que encantará a grandes y pequeños, una arqueóloga virtual que nos irá explicando con más detalle mediante pequeños audiovisuales. 



Seremos espectadores en primera persona de la vida en la cueva, de las condiciones en las que se vivía en aquellos tiempos e incluso podremos llegar a sentir lo que ellos sentían... Frío, humedad, oscuridad... 

Durante los 600 metros  que recorreremos en la visita - que dura un poco más de 1 hora - veremos que el ser humano fue evolucionando para acomodarse mejor a la cueva... Buscando sitios resguardados de las bestias que podían entrar, utilizando pieles para no tener tanto frío y el descubrimiento del fuego, algo esencial, poder cocinar la comida, poder ver dentro de la cueva y, sobretodo, no tener frío en las épocas más duras. 

Así pues, podemos decir que veremos la evolución de la utilidad que el ser humano le ha ido dando a la cueva. 

Paleolítico: parece ser que los Neandhertales utilizaban la parte más superficial de la cueva como refugio ya que estaba cerca del río, la entrada cercana les proporcionaba luz pero a la vez les resguardaba de la lluvia y del frío. 

Neolítico: en este periodo, parece ser que se adentran algo más en la cueva y que ya no es un refugio cualquiera sino que ya vivían en ella algunos grupos de personas que además, utilizaban una parte de esta como espacio funerario. 

Edad de bronce: se sabe que durante esta época también se vivió en la cueva por los restos de utensilios hechos con este material. 

Los íberos: parece ser que los íberos ya trabajan bastante fuera de la cueva, con conreos y animales e incluso tenían algunas " chozas" fuera de la cueva pero la seguían utilizando, sobretodo como almacén para guardar ánforas de vino, en períodos duros de frío y, en una de las salas de la cueva, llamada la " Sala del Lago " se hacían rituales funerarios. 


Época Romana: la cueva permaneció cerrada por unos desprendimientos... 

S.XX: durante el s. XX, una vez descubierta la cueva, se usó como polvorín y refugio durante la Guerra Civil y en los años 60 se representaba en ella un pesebre viviente. 

Actualidad: en la actualidad, se pueden visitar unos 600 metros de cueva, que es la visita que hicimos nosotros pero se pueden realizar algunas actividades más entre las cuales se encuentra una aventura de espeleología en la cual se irá al interior de la cueva por un río subterráneo. 


La visita seguro que os gusta a grandes y pequeños y al finalizarla, podreis pasar por la tienda y comprar algún detalle como imanes, peluches, libros para todas las edades hablando de historia, libros para colorear y lo que más gusta a los peques, pequeñas piezas de sílex y otros elementos que han visto en la cueva. 
Y si quereis probar productos típicos de la tierra, también los hay. 


Si estais pensando en ir, os doy un poquito de info general: 

- Podeis elegir la visita en diferentes idiomas, por lo que al hacer la reserva siempre que el grupo sea de más de 25 personas, teneis que indicar en cual la quereis para así poderos poner en un grupo u otro ( mayoritariamente se hacen en catalán ). 

- No se pueden hacer fotos. 

- Hay audioguías gratuitas en catalán, castellano, inglés, francés y ruso. 

- Hay zona de cambiador para peques y servicios. 

- El parking es gratuito y está junto a las taquillas. 

- Cerca del parking hay una zona con columpios, al lado del nacimiento del Río Francolí y una zona de picnic. 

Qué, os animais a sumergiros en los subsuelos de L'Espluga de Francolí????




19 comentarios:

  1. Genial post, Vero!! Nosotros hemos estado un par de veces y como tu dices salimos encantados grandes y peques!! Besitos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!!! Nunca hemos estado. Sería una buena visita cultural y que la peque empiece a conocer ciertas cosas.
    Me ha gustado mucho lo de la arqueóloga virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, pues ya sabes, cuando vengais por aquí, visita obligada y luego os venís a casa a hacer una barbacoa!

      Eliminar
  3. Ostras!!!!! Me encanta. La verdad es que creo que una visita así le encantaría a mi hijo. Que estos niños de hoy en día se piensan que en la época de las cavernas ya existia el WIFI...jijijijiji

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que nunca hemos estado, tampoco había oído hablar. Debe ser interesante como dices para papis y peques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, además es divertido ver con qué cara lo miran todo...

      Eliminar
  5. Qué plan más chulo, Vero!! Porque aparte de didáctica es divertida y a los niños les encanta eso de las cuevas. Una pena que me pille tan lejos... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si os quereis venir un finde ya sabeis.
      Muacks

      Eliminar
  6. Oye que chulada, y como está para ir con peques de unos dos años? es peligroso? supongo que no se puede acceder con carrito no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es peligroso lo que pasa es que es oscurilla pero seguro que le gusta.

      Eliminar
  7. Me pilla lejos, pero ganas me dan de tan chula que pones la visita :D

    Además las cuevas siempre generan mucha curiosidad en los peques aunque a mi me dan algo de agobio jeje...

    ResponderEliminar
  8. Me va genial porque siempre ando buscando que nuevos sitios conocer, no conozco el sitio pero me lo apuntaré para visitarlo seguro además es una manera que los peques se interesen por la historia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje, me alegra haberte dado otra idea... Cerca está Montblanc, Poblet...

      Eliminar
  9. Wowww me ha encantado. No las conocía. Apuntado en nuestra lista de sitios chulos para ir con mis peques que el mayor alucinaría. Gracias x el post

    ResponderEliminar

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!