lunes, 4 de mayo de 2015

Odio comer sola!!!

Sí, como lo leeis, odio comer sola, lo odio con todas mis fuerzas...

Algun@s pensareis que es una tontería y que no pasa nada, te pones algo de música, la radio, la tele y arreando pero no, no es lo mismo. 
Desde hace más de 10 años, los mediodías los comparto con mi marido. Siempre o casi siempre comemos juntos y es nuestro momento a solas, de los dos... Nos contamos batallitas de la mañana, del trabajo, del despertar de los peques, del trayecto al cole y es un momento que me encanta porque aunque por la noche cenamos normalmente solos porque los peques ya duermen, el cansancio ya hace acto de presencia y no es lo mismo.  

El día que escribí este post ( lo tenía guardado en borradores ) fue un día de esos en los que por temas laborales de maridín, tuve que comer sola y no, no me gustó nada... Como siempre que pasa acabé tristota y malhumorada.
Y si encima te gusta cocinar y ver como maridín repone fuerzas para seguir con la jornada laboral disfrutando de lo que le has preparado, pues ya ni os cuento... Así que cuando pasa esto, ni siquiera cocino y acabo comiendo un triste sandwich o una ensalada " prefabricada"... 

¿ Os pasa lo mismo que a mí?




4 comentarios:

  1. Pues a mi me pasa igual. No me gusta cenar sola. Comer me da igual, porque como siempre estoy trabajando, estoy acostumbrada. Pero cenar no. Me gusta cenar con mi marido y no me gusta estar sola. Si es así, cojo cualquier cosa de la nevera y arreando

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad??? Yo también lo hago... Un yogurt, sandwich, sobras...

      Un saludote y gracias por comentar!

      Eliminar

Si quieres dejarme tu opinión sobre este tema, estaré encantadísima de leerla y porfa, si te sale el cuadrito de verificación de palabras, házmelo saber, teóricamente está desactivado.
Gracias!